DELIRIO PARALELO

¿Qué se le ocurre?   Figuraciones Ajenas   Intento de traductora. Intento de escritora. Intento de ser humano.
Si va a tomar algo, por favor no olvide indicar quién le alivió la pereza de leerlo en inglés o en francés.

twitter.com/DelirioParalelo:

    "There is no language in itself, nor are there any linguistic universals, only a throng of dialects, patois, viperslangs, and specialized languages. There is no ideal speaker-listener, any more than there is a homogeneous linguistic community. Language is, in Weinreich’s words, “an essentially heterogeneous reality.” There is no mother tongue, only a power takeover by a dominant language within political multiplicity. Language stabilizes around a parish, a bishopric, a capital. It forms a bulb. It evolves by subterranean stems and flows, along river valleys or train tracks; it spreads like a patch of oil."

    Gilles Deleuze and Félix Guattari, A Thousand Plateaus: Capitalism and Schizophrenia

    (via heteroglossia)

    (via polycinco)

    — 5 months ago with 1103 notes

    Ilustaciones en Negative Space  de Noma Bar

    by Maria Popova

    La relación entre los hippies, Wall Street, Iraq y Caperucita Roja.

    Hemos sido por largo tiempo fans del ilustrador Israelí Noma Bar, cuya maestría con el “negative space” – el espacio entre y alrededor de los sujetos de una imagen, que puede enmarcar otro sujeto dentro o fuera de sí misma – nunca deja de asombrar, añadiendo un nuevo ciclo de razonamiento a la  clásica ilusión de percepción figura-fondo. Dado que rediseñó recientemente  un puñado de clásicos de Don DeLillo para Picador Books, recordamos nuestros clásicos favoritos de Noma Bar: Negative Space  - una antología del trabajo más convincente de Bar   proveniente de varias revistas de alto perfil, que comentan sobre algunos de los problemas socio-políticos más apremiantes de hoy con la sutil y provocadora firma del artista.

    — 6 months ago
    #negativespace  #negative space  #bar  #noma bar  #ilustration 
    "Ya he probado las prisas el sexo exprés y los amores precipitados. La abolición de los preliminares. Los ombligos pasajeros. Los te quiero a primera vista. Los cuerpos fugaces. Las bodas en las vegas. Las cremalleras atropelladas. Me enamore de desconocidas y las desquise a contrarreloj.
    Ya no quiero eso.
    Necesito un amor a fuego lento."
    — 7 months ago with 1000 notes
    zbags:

17.
Rejoice, beneficiaries of divine wisdom! Here in waking life, our pilgrim Elophina Putscholex has established accord between her own parturition and that of the Coelobonese wasp recalled from visionary disclosures. As foreseen, our secret medicines have enabled her to lay an egg external to her body. The incubation now proceeds — spurred by those blessed leaves identical to the microcosmic nest! 
We hope and expect that further correspondences emerge between the Island Kingdom’s organisms and our own essence. Remember, always: In sleep, strive past the third shroud! In daylight, be vigilant! Let our piety and vision bring glory to Euxinova!

    zbags:

    Rejoice, beneficiaries of divine wisdom! Here in waking life, our pilgrim Elophina Putscholex has established accord between her own parturition and that of the Coelobonese wasp recalled from visionary disclosures. As foreseen, our secret medicines have enabled her to lay an egg external to her body. The incubation now proceeds — spurred by those blessed leaves identical to the microcosmic nest!

    We hope and expect that further correspondences emerge between the Island Kingdom’s organisms and our own essence. Remember, always: In sleep, strive past the third shroud! In daylight, be vigilant! Let our piety and vision bring glory to Euxinova!

    (Source: euxinova.com, via zbags)

    — 8 months ago with 390 notes
    drowning-inmy-thoughts:

depression/anxiety advice blog, follow back %100 similar x

Me he convertido en un maestro rompiendo mi propio corazón
con pensamientos simples, sueños y esperanzas que son imposibles de cumplir
cosas que nunca alcanzaré, lugares a los que nunca iré, y personas a las que nunca seré capaz de amar

porque mi mente me refrena demasiado y me hace sentir triste. Y frustado. 
 
Traducción: @DelirioParalelo 

    drowning-inmy-thoughts:

    depression/anxiety advice blog, follow back %100 similar x

    Me he convertido en un maestro rompiendo mi propio corazón

    con pensamientos simples, sueños y esperanzas que son imposibles de cumplir

    cosas que nunca alcanzaré, lugares a los que nunca iré, y personas a las que nunca seré capaz de amar

    porque mi mente me refrena demasiado y me hace sentir triste. Y frustado. 

     

    Traducción: @DelirioParalelo 

    (Source: h-armonies, via lightxbluexeyes)

    — 12 months ago with 148767 notes
    #corazon  #frustrated 
    Hemingway le dispara a su gato.
Por Maria Popova
“He tenido que dispararle a personas, pero nunca a nadie que conociera y amara durante once años. Tampoco a nadie que ronroneara con dos piernas rotas.” 
Ahora sabemos que el joven Ernest Hemingway era un alma sensible, pero detrás del machismo por el cual se dio a conocer, el icónico autor pareció mantener su  blando núcleo durante sus últimos años. Una prueba de ello fue su bien documentado amor por los gatos – tenía 23 hacía 1945. (Su primer gato, llamado Snowball, le fue dado por un capitán de barco y tenía seis dedos; su última casa en Key West, Florida, es actualmente la casa de casi un centenar de descendientes de Snowball, cerca de la mitad de los cuales son polidátilos, una especie de laboratorio inadvertido para esta mutación genética endogámica.) La sobrina de Hemingway, Hilary Hemingway, escribe en el prefacio de Los gatos de Heminway: Una biografía ilustrada (Biblioteca Pública) que el autor y su cuarta esposa, Mary, llamaban a los gatos “fábricas de ronroneos” y “esponjas de amor.”
En febrero 22 de 1953, uno de los gatos de Hemingway, Tío Willie, fue golpeado por un carro. Después del accidente, Hemingway le envió a su amigo íntimo Gianfranco Ivancich esta angustiada carta:
Querido Gianfranco:
Justo después de terminar de escribirte y mientras ponía la carta en el sobre, Mary bajó de la torre y dijo ‘Algo terrible le ha sucedido a Willie’. Salí y encontré a Willie con ambas patas derechas rotas: una por la cadera, la otra debajo de la rodilla. Un carro debió haberle pasado sobre él o alguien lo golpeó con un palo. Él recorrió todo el camino a casa sobre las dos patas de un lado. Era una fractura múltiple compuesta, con mucha suciedad en la herida y fragmentos sobresalientes. Pero el ronroneó y pareció estar seguro de que yo podría arreglarlo. 
Pedí a René que le consiguiera un plato de leche, y René lo sostuvo y lo acarició y Willie estaba bebiendo leche cuando le disparé en la cabeza. No creo que hubiera podido sufrir, y los nervios fueron aplastados, así que sus piernas no habían comenzado a doler realmente. Monstruo quiso dispararle por mí, pero no podía delegar la responsabilidad o permitir que Will supiera que alguien lo estaba matando…
He tenido que disparar a personas, pero nunca a nadie que conociera y amara durante once años. Tampoco a nadie que ronroneara con dos piernas rotas.
Traducción por: @DelirioParalelo

    Hemingway le dispara a su gato.

    Por Maria Popova

    “He tenido que dispararle a personas, pero nunca a nadie que conociera y amara durante once años. Tampoco a nadie que ronroneara con dos piernas rotas.”

    Ahora sabemos que el joven Ernest Hemingway era un alma sensible, pero detrás del machismo por el cual se dio a conocer, el icónico autor pareció mantener su  blando núcleo durante sus últimos años. Una prueba de ello fue su bien documentado amor por los gatos – tenía 23 hacía 1945. (Su primer gato, llamado Snowball, le fue dado por un capitán de barco y tenía seis dedos; su última casa en Key West, Florida, es actualmente la casa de casi un centenar de descendientes de Snowball, cerca de la mitad de los cuales son polidátilos, una especie de laboratorio inadvertido para esta mutación genética endogámica.) La sobrina de Hemingway, Hilary Hemingway, escribe en el prefacio de Los gatos de Heminway: Una biografía ilustrada (Biblioteca Pública) que el autor y su cuarta esposa, Mary, llamaban a los gatos “fábricas de ronroneos” y “esponjas de amor.”

    En febrero 22 de 1953, uno de los gatos de Hemingway, Tío Willie, fue golpeado por un carro. Después del accidente, Hemingway le envió a su amigo íntimo Gianfranco Ivancich esta angustiada carta:

    Querido Gianfranco:

    Justo después de terminar de escribirte y mientras ponía la carta en el sobre, Mary bajó de la torre y dijo ‘Algo terrible le ha sucedido a Willie’. Salí y encontré a Willie con ambas patas derechas rotas: una por la cadera, la otra debajo de la rodilla. Un carro debió haberle pasado sobre él o alguien lo golpeó con un palo. Él recorrió todo el camino a casa sobre las dos patas de un lado. Era una fractura múltiple compuesta, con mucha suciedad en la herida y fragmentos sobresalientes. Pero el ronroneó y pareció estar seguro de que yo podría arreglarlo.

    Pedí a René que le consiguiera un plato de leche, y René lo sostuvo y lo acarició y Willie estaba bebiendo leche cuando le disparé en la cabeza. No creo que hubiera podido sufrir, y los nervios fueron aplastados, así que sus piernas no habían comenzado a doler realmente. Monstruo quiso dispararle por mí, pero no podía delegar la responsabilidad o permitir que Will supiera que alguien lo estaba matando…

    He tenido que disparar a personas, pero nunca a nadie que conociera y amara durante once años. Tampoco a nadie que ronroneara con dos piernas rotas.

    Traducción por: @DelirioParalelo

    — 1 year ago
    #ernest hemingway  #cat  #shot  #friend